14.08.2019

Estrategia para prevenir las caídas en adultos mayores

Estrategia para prevenir las caídas en adultos mayores
Un estudio plantea implementar una serie de medidas preventivas  para pacientes que ya sufrieron una caída y así mejor los resultados.

El creciente número de pacientes adultos mayores que se presentan en los servicios de emergencias hospitalarios es un desafío en todo el mundo. Las caídas son la principal causa de visitas a este departamento por parte de adultos a partir de los 60 años y representan casi el 50% de todas las presentaciones por lesiones en estos ámbitos. Muchos de ellos sufren más de una caída.

Existe muy poca evidencia con respecto a la prevención secundaria en esta población. Se ha encontrado evidencia en revisiones sistemáticas sobre intervenciones útiles para disminuir el número de caídas en ancianos que viven en comunidad. Estos programas trabajan en la reducción, eliminación y/o manejo de los factores de riesgo identificados, mediante intervenciones multifactoriales. Pero cuando intervenciones similares se aplican a aquellos pacientes que se presentan en la sala de emergencias debido a una caída, existe falta de efectividad en su empleo.
Las caídas son causadas por una combinación de factores de riesgo pertenecientes al paciente y a su ambiente.

La sala de emergencias o las guardias hospitalarias son un ambiente desafiante para implementar medidas preventivas para las caídas por parte de los médicos tratantes.  Teniendo en cuenta el flujo de actividades y cómo los procedimientos médicos están enfocados en los cuidados inmediatos del estado agudo del paciente (evolución y manejo de lesiones) se puede observar que no hay lugar para la prevención.

Los pacientes adultos mayores que experimentan una caída y tienen que ser llevados al servicio de emergencias hospitalario son más frágiles, presentan multimorbilidad, tienen problemas relacionados a su propio contexto social y sus heridas son mas severas.
Un estudio controlado y randomizado investigó un programa de seguimiento telefónico centrado en el paciente de 6 meses de duración (estudio RESPOND). Se evaluó si su aplicación tiene un efecto sobre las caídas y sobre las lesiones consecuentes en pacientes mayores que tuvieron que ser llevados al hospital por esta misma causa.
Este estudio se realizó en Australia, involucró a pacientes de entre 60 y 90 años que sufrieron una caída y fueron dados de alta dentro de las 72hs. posteriores. Los pacientes aceptados en el estudio fueron aquellos que podían caminar sin asistencia, usar un teléfono y no tenían alteraciones cognitivas (Mini Mental Test ≥ 23). Los participantes fueron divididos en dos grupos, uno recibió los cuidados habituales y el otro recibió la intervención RESPOND.
El programa RESPOND involucra: 1. Evaluación de riesgo en el hogar, 2. Educación telefónica durante 6 meses, coaching, establecimiento de metas, y apoyo sobre el manejo de factores de riesgo y 3. Coordinación con servicios existentes. El resultado primario evaluado fueron las caídas y sus lesiones durante un período de seguimiento de 12 meses. Los resultados secundarios evaluados incluyeron, admisiones hospitalarias, fracturas, muerte, riesgo de caías, eficacia en la caída y calidad de vida.

Como conclusión se observó que, en este estudio, un programa preventivo telefónico centrado en el paciente redujo las caídas, pero no sus lesiones. Dentro de los resultados secundarios, solo las fracturas se redujeron. Adoptar esta estrategia de cuidado podría brindar una oportunidad para mejorar los resultados y disminuir las caídas en pacientes mayores atendidos en servicios de guardia hospitalarios.

Cita: Barker A, Cameron P, Flicker L, Arendts G, Brand C, Etherton-Beer C, et al. (2019) Evaluation of RESPOND, a patient-centred program to prevent falls in older people presenting to the emergency department with a fall: A randomised controlled trial. PLoS Med 16(5): e1002807
Link: https://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1002807