14.08.2019

Apnea obstructiva del sueño y cirugía

Apnea obstructiva del sueño y cirugía
Se evalúan las posibles consecuencias cardiovasculares perioperatorias en pacientes con apnea obstructiva del sueño que se someten a una cirugía no cardíaca.

La apnea obstructiva del sueño (AOS) es el trastorno respiratorio más frecuente relacionado al sueño. Se caracteriza por alteraciones cíclicas entre colapso faríngeo. Como consecuencia, se producen episodios nocturnos recurrentes de hipoxemia, hipercapnia, disfunción endotelial, hipercoagulación e hiperactividad del sistema simpático. En la población general la AOS se asocia a un mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares como hipertensión, isquemia miocárdica, insuficiencia cardíaca, arritmias, ACV y muerte súbita.
Los anestésicos, sedantes y analgésicos postoperatorios son potentes depresores respiratorios que relajan los músculos de la vía respiratoria superior e impiden una respuesta ventilatoria a la hipoxemia e hipercapnia exacerbando la AOS. En este contexto podrían predisponer a los pacientes a complicaciones cardiovasculares durante el postoperatorio. Es por esto, que un mal manejo prequirúrgico de la AOS puede acarrear serias consecuencias.
La AOS aumenta el riesgo cardiovascular en la población general, pero aún no está claro si la apnea obstructiva del sueño presenta un riesgo similar en el período prequirúrgico. El estudio POSA (Postoperative Vascular Complications in Unrecognized OSA) fue diseñado para determinar la asociación entre AOS y la aparición de muerte cardíaca, lesión miocárdica, insuficiencia cardíaca, tromboembolismo, fibrilación auricular y ACV dentro de los 30 días de una cirugía no cardíaca.

Se trata de un estudio de cohorte prospectivo en el que participaron pacientes adultos en riesgo, sin diagnóstico previo de AOS. En este estudio participaron 1218 pacientes. Todos tuvieron una cirugía mayor no cardíaca. Se evaluó la aparición de eventos cardíacos postoperatorios (lesión miocárdica, insuficiencia cardíaca, tromboembolismo, fibrilación auricular y ACV) en los pacientes con AOS y en aquellos sin AOS. El estudio se realizó entre enero de 2012 y julio de 2017, con seguimiento hasta el mes de agosto del mismo año. El monitoreo postoperatorio se realizó con oximetría de pulso nocturna y dosaje de la concentración de troponina cardíaca. La AOS fue clasificada como leve, moderada y severa en base a un monitoreo prequirúrgico durante el sueño.
Como resultado se observó que los pacientes con AOS presentaron un 21,7% de eventos cardíacos y aquellos sin AOS presentaron un 14,2%. Se trata de una diferencia estadísticamente significativa, con especial impacto en el subgrupo de pacientes con AOS severa.
El análisis de los resultados indicó que un 30% de los pacientes con AOS severa presentaron eventos cardiovasculares correspondientes al componente primario de evaluación de este estudio. Asimismo, un 22,1% de los pacientes con AOS moderada, un 19% de los pacientes con AOS leve y un 14.2% de los pacientes del grupo sin AOS tuvieron eventos cardiovasculares.

No se observó una interacción significativa o una relación en los resultados obtenidos por el efecto entre el tipo de anestesia utilizada, el uso de opioides postoperatorios u oxigeno suplementario.
Finalmente, los autores concluyen que entre aquellos adultos que fueron sometidos a cirugía mayor no cardíaca, la presencia de AOS severa se asoció en forma significativa con un riesgo mayor de padecer complicaciones cardiovasculares dentro de los 30 días del postoperatorio. Se necesitan más investigaciones para evaluar qu intervenciones pueden modificar este riesgo.

Cita: Association of Unrecognized Obstructive Sleep Apnea With Postoperative Cardiovascular Events in Patients Undergoing Major Noncardiac Surgery Matthew T. V. Chan, MBBS, PhD1; Chew Yin Wang, MBChB2; Edwin Seet, MBBS, MMed3; et al JAMA. 2019;321(18):1788-1798. 
Link: https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2733209